Cocina Emocional.

Antier probé una sopa de nopales con chile pasilla, estaba calientita y deliciosa y la comí lentamente saboreando su exquisita sencillez.  Fui a un lugar al que tenía casi 10 años que no iba, y ahí sentado, charlando con mis anfitrionas, me vinieron a la mente un cumulo de recuerdos de cosas que ahí sucedieron, a cada cucharada de sopa se le imprimió una emoción producida por un recuerdo, así, algunas fueron tristes y vergonzosas, y otras, las mas, felices y placenteras. Al final, el plato de sopa me dejo un muy buen sabor de boca porque estaba realmente rica, por el gusto de recordar bellísimas épocas pasadas y por saber que puedo regresar a esa casa a degustar comida y compañía.

Felicidades a la futura chef Adriana por su cocina emocional!

¡¡¡MISMO SOL PARA TODOS!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: